jueves, 10 de diciembre de 2015

Silenciar al silencio

Cicatrices que sangran donde no existieron,
vorágine de suspiros que no cesan.
Se silenciará al silencio y se gritará al anhelo.
Se cerrará la puerta al miedo.
Y cuando comience a salir la luna,
dormiremos, juntos, a su vera.

Que el sonido de la risa nos abrace,
que nos envuelva en su cántico y melodía,
que en ese instante el tiempo se eternalice
y que el camino mismo sea nuestro guía.

Que las lágrimas cristalicen el tiempo
y que en él arda el dolor.
Mañana amanecerá distinto,
sonriamos para que amanezca mejor.