jueves, 18 de septiembre de 2014

El secreto del bosque

Esta poesía está dedicada a mi hermana Laura por su decimosexto cumpleaños.

Si te paras a escuchar
en la verde espesura,
el bosque hará sonar
campanillas con ternura.

Son las risas melodiosas
de aquellas que se ocultan.
Vibra el aire cuando cantan
y sobre la hierva danzan.

De entre todas ellas, la princesa,
no bella sino hermosa.
Coronada con claveles
y vestida con pétalos de rosa.

Fundido en caramelo,
su cabello cae en cascada.
Sus labios no se mueven,
pues te habla su mirada.

Disminuyen los susurros.
La brisa se detiene.
El bosque entero queda en pausa,
cuando su vuelo alza,
la princesa de las hadas.