jueves, 4 de agosto de 2011

Cántico de dragón

Sé que no es la historia que estabais esperando, pero mientras revisaba algunos relatos que tenía en el ordenador he visto este y he decidido revisarlo y subirlo, asi que espero que os guste. Si el relato os gusta puede que termine continuandolo aunque he de decir que es una especie de prólogo que hice para el concurso de un foro y no tenía pensado nada más de la historia.

Las aguas se mecían con pequeñas olas que abrazaban la arena dorada. Chocaban contra el rocoso acantilado y llenaban la noche con su estruendo. La niebla, algo tímida, dejaba extender sus brazos sobre la pequeña playa y el reflejo de la luna en el agua daba al lugar un toque mágico. Una suave brisa se colaba por las grietas de las rocas arrancando susurros y lamentos. Sin embargo estos no eran los únicos sonidos audibles, en el interior de una cueva sombría, de cuyo techo colgaban estalactitas que intentaban alcanzar a su pareja estalagmita y fusionarse en su amor eterno, podía oírse el eco de voces humanas que cantaban en un lenguaje extraño. Las sombras producidas por las antorchas de las paredes de la cueva daban un toque misterioso a esta. En sus grandes profundidades se encontraba un grupo de hombres y mujeres vestidos con túnicas violetas. Encapuchados como estaban, formaban un círculo en torno a un gran pedestal lleno de signos extraños en el que se hallaba tumbado un chico joven semidesnudo de piel cobriza. Su pelo de ébano reposaba sobre la pálida piedra y, aunque tenía los ojos cerrados, sus rasgos presentaban una ligera belleza. A su lado, con una túnica plateada, se alzaba una joven hermosa, de cabellos rojizos cual fuego ardiente que reposaban, ondulados, sobre sus hombros. Sus finos labios rosados murmuraban un canto melódico con una dulce y tierna voz. Y sus ojos avispados de esmeralda miraban al frente mientras los demás completaban el canto. De repente el canto cesó y los dibujos extraños del pedestal y de las columnas que rodeaban la estancia se iluminaron. La joven cogió un cuenco lleno de agua cristalina y lo fue vertiendo sobre el cuerpo del chico. El líquido serpenteó por su pecho, iluminado del mismo tono azulado de los símbolos de la cueva, formando el dibujo de un dragón enroscado sobre la piel del joven. Al momento abrió los ojos, de un color casi mágico y los volvió a cerrar para volver a la oscuridad, sintiendo como si cayera en las profundidades del más grande océano.

5 comentarios:

  1. Oye, como mola, se te da super bien esto de escribir :D Sigue así
    Podrías llamarlo: Cánticos del dragón, o algo asi

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que os guste ^^, en cuanto al nombre me ha gustado el de D'arc Aqua.
    Al final la historia que iba a hacer para un concurso no la terminé a tiempo, asi que la iré subiendo aquí. Intentaré subir pronto nuevos capítulos, incluso puede que continue el relato xD.

    ResponderEliminar
  3. Bieeeeen!!!!!!!!!!!!! Pusiste mi título, que alegríaaa!! ya estoy impaciente por leer la historia :D

    ResponderEliminar
  4. Hola

    Mi nombre es Kari y soy administradora de un directorio web/blog, vi tu blog me gustaría agregarlo a mi directorio, así lograr que mis visitas conozcan tu blog, espero tu respuesta.

    Te dejo mi email para que me escribas
    karivelezs@gmail.com

    Éxitos y un beso, Kari Velez

    ResponderEliminar
  5. Hola Kairi Velez
    Tu propuesta me ha gustado, siempre viene bien que me conozca más gente xD. Si quieres puedes darme el link de tu web/blog y lo agrego en mi directorio para que los que pasen por aqui también lo puedan conocer.

    Os pongo mi email por si cualquiera de los lectores quiere preguntarme algo, plantearme sugerencias o simplemente charlar conmigo (ya que también es messenger): kay_silverheart@hotmail.com

    Bueno muchas gracias a todos por leer el blog y a ti Kairi Velez por tu propuesta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar